Cuatro gráficos de un mal primer trimestre para el agro cubano

Se han divulgado recientemente los datos de la producción agropecuaria en Cuba correspondientes al primer trimestre de 2019. No son buenas noticias, pero eso no es algo que no se supiera. No se trata de una situación “complicada”, como a veces se escucha decir. El calificativo apropiado es que se trata de una situación de crisis de la producción agropecuaria.

Los datos actualizados de la seguridad social en Cuba: ¿otra vuelta de tuerca a los índices de desigualdad?

Acaba de ser publicado el informe de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información de Cuba (ONEI) sobre indicadores de la seguridad social y no puede ser tomado como una buena noticia. Para los interesados en temas de equidad social, el documento contiene información que pudiera indicar tendencias negativas. Siendo los pensionados un grupo social grande en términos absolutos (1 669 510) y también en términos relativos (aproximadamente 1 jubilado por cada 3 trabajadores “ocupados”), es muy probable que el deterioro relativo de la pensión media incida negativamente en los índices de desigualdad

Conversando sobre las potencialidades de la economía cubana: lo más interesante, lo más flojo y lo más prometedor

Es positivo que se haya reconocido en la Mesa Redonda que se utiliza un enfoque de planificación centralizada, eventualmente más “abierto” en su fase consultiva. Eso aclara que no se han trasladado facultades de decisión sobre el plan desde el “centro” hacia otros actores económicos. La noción de que la centralización es una gran ventaja debería ser matizada. En determinadas condiciones pudiera serlo. En muchas otras circunstancias funciona como una desventaja. Dos ejemplos: el sistema de Acopio del agro y la renuencia a legalizar la empresa privada nacional

JOAQUÍN BENAVIDES. Ferrocarril de carga versus camiones

El mecanismo de mercado que sugiero emplear para hacer más eficiente la transportación de las cargas y cumplir con la política del Gobierno es el de los precios y las tarifas. Si los esquemas de tarifas son bien elaborados siguiendo la política trazada, en relativamente poco tiempo se vería como el tráfico de cargas se va reorganizando en función de la política trazada; el ferrocarril aumentaría su eficiencia porque tendría más cargas a medias y largas distancias y las empresas de cargas por camiones estatales o privadas, ajustarían sus esquemas comerciales a las cargas que más les son solicitadas

El plan de la economía cubana para 2020: ¿participación activa de las empresas, de los trabajadores y de los consumidores?

Sería conveniente reconocer abiertamente que el enfoque de planificación actual de Cuba se mantiene como un enfoque de planificación centralizada que incluye un mayor grado de descentralización en su componente informativo (captación de información inicial y de retroalimentación), pero que todavía no llega a ser un enfoque de planificación descentralizada “desde abajo” pues no modifica la distribución del poder para la toma de decisiones respecto al plan. Siendo optimistas, la narrativa del plan para 2020 pudiera ser algo que, quizás, pudiera ayudar a transitar, más adelante, desde el actual modelo centralizado hacia uno descentralizado.

La metodología del plan de la economía cubana para 2020: ¿Cuánto de flexibilidad y cuánto de participativo?

No es adecuado hacer una valoración anticipada de la efectividad de la nueva metodología. Habrá que esperar por la evidencia de sus resultados prácticos. No obstante, hay aspectos relativos a su diseño respecto a los cuales pudiera emitirse un criterio desde ahora, pues ya están reflejados en un documento: la flexibilidad es limitada pues no se “fragmenta” el proceso, y lo participativo se mantiene en el plano consultativo

La “cuarta prioridad” de la economía cubana: ¿están en la mesa todas las fichas del rompecabezas de la inversión?

En su presentación en el 8vo congreso de los economistas y contadores cubanos, el ministro de economía y planificación se refirió a las inversiones como la “cuarta prioridad” de la política económica de Cuba. Se trata de una prioridad muy racional y es positivo que el ministro –y otros funcionarios- destaquen con frecuencia la relevancia de esa prioridad. Se han planteado oficialmente tres planos: gestión financiera de la inversión, la brecha de inversión y el valor de los fondos básicos y su rendimiento. Con el primero concuerdo, con el segundo discrepo y sobre el tercero tengo dudas. Desde el punto de vista de la política económica, poder tener sobre la mesa todas las fichas importantes del rompecabezas de la inversión –antes de tomar decisiones- es muy importante para evitar la adopción de enfoques que pudieran priorizar aspectos que, siendo importantes, no fuesen suficientes