En primera persona

La inversión en el agro cubano: entre el “hambre de inversiones” y el desperdicio de estas

Los datos del indicador de eficiencia de inversiones indican que el agro cubano presenta una notable falta de capacidad para convertir de manera eficiente la inversión en valor agregado y en productividad. La inversión actual en el agro representa, dada su baja eficiencia, una importante reserva productiva del país en un sector clave del modelo económico y social (alimentos) con una notable dimensión política y de seguridad nacional. La solución del severo problema de eficiencia de la inversión del agro cubano necesita una reforma con características particulares que serían distintas a las que parecerían constituir el perfil general de reforma que pudiera inferirse del catálogo de medidas que se han estado esbozando. Esas diferencias se ubicarían fundamentalmente en dos componentes: el productor que debería priorizarse sería el privado y el papel del mercado debería ser mucho más activo que el que parece asumirse hoy

Cuba: Cervezas, precios, sector privado y todo lo demás que no se dijo

Un artículo publicado recientemente en la prensa cubana sobre el precio de las cervezas nacionales deja de explicar y aborda incorrectamente una serie de aspectos cruciales para poder entender el tema. La noción de que la rigidez de precios sea parte del “curso normal” de un modelo que incluye el mercado es un craso error, que lamentablemente, se repite cada vez con más frecuencia en Cuba. El artículo mira hacia el otro lado respecto al tema crucial de la producción. De hecho, la palabra “producción” no aparece en la nota periodística. Sin embargo, este es el tipo de análisis que no tiene otra alternativa que terminar, como es usual, volviendo al punto esencial de toda discusión sobre economía: la producción

La corrección estadística del crecimiento del agro cubano en 2018: entre la probabilidad y la posibilidad

Se ha revisado hacia arriba el crecimiento del aporte del agro al PIB en 2018, registrando ahora un crecimiento de 2,6%, en vez del decrecimiento de -4,9% que se había estimado en diciembre de 2018. La comparación con las tendencias recientes parece indicar que ese crecimiento no es un evento probable. No hay elementos para afirmar que no sea un evento posible, pero es precisamente esa diferencia entre posibilidad y probabilidad la que debería ayudarnos a entender mejor quienes hicieron la corrección estadística.

¿Debería moderarse la inversión en el turismo en Cuba?

La información disponible para el periodo 2013- 2018 sobre las relaciones entre oferta y demanda y sobre la utilización de la capacidad hotelera en Cuba lo que indica es que no tiene racionalidad económica continuar invirtiendo en turismo a los elevados ritmos y niveles recientes. Un carrusel de inversiones en un contexto de capacidad ociosa es considerado como una especie de pesadilla por casi todas las escuelas de pensamiento económico. Si no se ataja a tiempo, los efectos suelen ser negativos.

El reciente debate sobre el trabajo por cuenta propia: ¿la “madre de todas las batallas” de los eufemismos de la economía cubana?

Cuando se hace un discurso acerca del futuro del trabajo por cuenta propia (TCP) en el que la variable predominante es el “control” y los demás factores ni se mencionan, nos encontramos ante un razonamiento burocrático en su pleno esplendor. Es difícil encontrar en lo que ha publicado la prensa sobre el debate acerca del TCP que se hizo en la Comisión de Asuntos Económicos un esbozo de posibles acciones que pudiera favorecer el funcionamiento de trayectorias hacia un incremento de la productividad. El mayor “control” sin la productividad adecuada no conduce al desarrollo.

Los estimados del crecimiento económico de Cuba en 2018: ¿lecciones?

Se ha rectificado la tasa de crecimiento del PIB de Cuba en 2018 en un nuevo nivel de 2,2%, en vez del dato de 1,2% inicialmente informado en diciembre de 2018. No ha sido frecuente ese tipo de revisiones “al alza” en las que el crecimiento real es mayor que el inicialmente planificado y la diferencia ha sido muy grande. Se trata de una modificación relativamente alta del estimado de crecimiento económico que debería ser explicada adecuadamente. En ausencia de eso, pudiera ser inevitable que a algunos les parezca más respetable la Astrología que el cálculo del PIB