Author Archives

elestadocomotal

JUAN FERRAN OLIVA. Venturas y desventuras azucareras

Cuando Cuba era la azucarera del mundo podía producir 7 u 8 millones de toneladas de azúcar. Actualmente debe disponer de la tercera parte de dicha capacidad. Se cuenta con medios y mucha experiencia, pero no se logran zafras decorosas. La prensa debería dedicar menos espacio a la catequesis y más a la información objetiva. Hay capacidades industriales y agrícolas. ¿Cuál es la causa de la ineficiencia? No creo que sean los experimentados hombres del azúcar. Me inclino a pensar que el punto débil es el modelo de dirección. No se me ocurre otra razón

Cuba: a destrabar los indicadores

Mi observación acerca de la utilización de indicadores no tradicionales es que, siendo algo potencialmente útil, la atención a los indicadores en realidad debería comenzar por los indicadores tradicionales del sistema estadístico cubano, tanto los que ya existen, pero presentan deficiencias, como los indicadores que son ampliamente conocidos, pero que no se utilizan en Cuba, a pesar de que son cruciales para la calidad del análisis económico

LÁZARO GONZÁLEZ RODRÍGUEZ. Apuntes críticos sobre la organización del trabajo y los salarios

Haciendo un balance de la organización del trabajo y los salarios desde 2005, la característica principal de este período estriba en las respuestas infundadas y ausentes de toda ciencia dadas a este tema tan complejo, lo que ha motivado, entre otras cuestiones, el insuficiente incremento de la productividad del trabajo. Los elementos del sistema salarial establecidos en el Reglamento del Código del Trabajo constituyen un error garrafal

La función “salvadora” de la circulación minorista en Cuba en 2020: entre anhelos y datos

La proyección oficial de un crecimiento de la circulación mercantil minorista de 20%, o superior, en 2020 parece ser un estimado cuestionable. Es problemático asumir que una economía que registraría un crecimiento económico mínimo de 1%, un débil incremento de 3,7% en las exportaciones y un minúsculo aumento de productividad de 0,6%, pudiera ser la misma economía en la que se producirían “saltos” de alrededor del 20% en la circulación minorista. La circulación minorista tiene una escala absoluta que lo ubica como uno de los indicadores de mayor tamaño de la estadística oficial, lo cual implica que no es el tipo de indicador para el cual cabría esperar grandes variaciones interanuales, incluso cuando el crecimiento se calcula sobre la base de precios corrientes. Además, el estimado incremento del 20% en 2020 representaría una desviación estadística muy grande respecto a las tendencias recientes, lo cual aumentaría las probabilidades de que tal “salto” no se materialice.

Las estadísticas y la producción de alimentos en Cuba: ¿Un arroz “saltón”?

En una reciente reunión de los Consejos de la Administración de todas las provincias de Cuba se abordó el importante tema de la oferta de arroz. Llaman la atención dos cuestiones. En primer lugar, la discrepancia que existe entre la noción de que el Programa Arrocero “manifiesta un incremento sostenido en los últimos años” y la realidad que muestra la estadística oficial disponible. En segundo lugar, la información sobre estimados productivos que son rebatibles. Contrario a lo que se ha afirmado, el Programa Arrocero no ha tenido un “incremento sostenido en los últimos años” pues, en 2018, la producción de arroz era apenas 1,42% mayor que el nivel registrado en 2010. Por otra parte, las proyecciones acerca de la producción nacional de arroz en el mediano plazo (hasta 2023) y en el más largo plazo (hasta 2030) parecen tener bajas probabilidades de materialización

HUMBERTO PÉREZ. Algunas sugerencias a tener en cuenta para una reestructuración del Sistema Empresarial Estatal Cubano.

Considero que, como parte de las rectificaciones y modificaciones que deben hacerse en la aplicación del nuevo modelo económico social en desarrollo, resulta determinante una reestructuración radical del sector empresarial estatal y de las formas de su propiedad y gestión que conduzca a la descentralización indispensable y vital que se exige y al desarrollo de la mayor participación directa y sistemática posible de las masas en las decisiones a tomar

El análisis del agro cubano necesita estadísticas confiables: ¿Cuándo estarán disponibles?

La desmedida atención que se le ha dedicado últimamente en Cuba a analizar esquemas comerciales en moneda dura del tipo de “comprar barato allá para vender más caro aquí”, incrementa el riesgo de descolocar el énfasis que debería hacer el análisis económico respecto al plano productivo. En ese sentido, el agro necesita una atención especial. El sector agropecuario es crucial: es el mayor empleador del país, cuenta con el mayor potencial para sustituir importaciones, es decisivo para la seguridad alimentaria, contribuye de manera muy directa al bienestar familiar y es un sector clave para los equilibrios macroeconómicos, especialmente para contener presiones inflacionarias en un marco de incremento de salarios y pensiones. Sin embargo, la evaluación del agro no recibe públicamente hoy la atención analítica que requiere. Parte del problema radica en la carencia de datos actualizados y confiables. Es un problema que debería ser resuelto lo más rápidamente posible.

JUAN FERRAN OLIVA. El nuevo mercado ¿para qué?

El nuevo Mercado de Cuatro Caminos, debidamente abastecido, pudiera comercializar alrededor de 35 millones de CUC al año, o puede que más. En breve, pasada la imagen forzada inicial, la remozada instalación entrará en coma al igual que todas las tiendas minoristas. Es una inversión que no rendirá económicamente, como reclama el Gobierno. Para los consumidores será alegría de caballo capado. Si deseaba rescatarse como obra emblemática, debió cargarse al capítulo de cultura. No es una inversión productiva. Abastecerla para el debut habrá significado despojar aún más la exigua disponibilidad de otras tiendas. La oferta minorista cubana es, probablemente, la peor del mundo.