Ismael Zuaznábar. Cuba los Precios Agrícolas

El economista Ismael Zuaznábar, autor invitado de este blog, comparte con los lectores sus comentarios sobre los precios agrícolas en Cuba.

Pedro, interesantes comentarios y mejores propuestas, a veces cuestionables, pero todas loables de aquellos que por lo menos tratan de proponer en medio de la limitadas propuestas positivas acerca de cómo perfeccionar la economía cubana y, en este caso, el complejo sector agropecuario.

Sin embargo, me parece, tras leer rápidamente los diferentes trabajos, que se sigue haciendo demasiado énfasis en el enfoque comercial y financiero desde los consumidores, donde ya se ha sido enfático (demanda limitada por ingresos desde los salarios y pensiones insuficientes) y en el papel, mayor o menor, del Estado en la dinámica de LA FORMACION CENTRALIZADA de los precios agropecuarios. Considero que se dejan de lado, algunos elementos tales como:

– “Los precios agrícolas pueden ser analizados desde varias perspectivas: en la finca, al por mayor urbano y rural, y al consumidor; en períodos de cosecha y en la temporada de escasez relativa; en la frontera, en casos de importaciones y exportaciones, o en localidades del interior; según la calidad del producto, etc. Algunas clases de políticas tienen el propósito de reducir la diferencia entre los precios al productor y al consumidor, a través de mejoras en la eficiencia de la cadena del mercadeo. Otras tratan de reducir las fluctuaciones estacionales, mediante mayor acceso al almacenamiento y mecanismos mejorados para la llegada oportuna de las importaciones, cuando se necesitan. En fin, otras tratan de inducir a los agricultores y comerciantes rurales a elevar la calidad del producto, obteniendo así un precio medio mayor”.Ver www.fao.org/docrep/007/y5673s/y5673s0m.htm

Mapa

– “Las tendencias de los precios agrícolas reales están poderosamente influidas por factores estructurales, y estos factores, a su vez, ponen límites a la medida en que las políticas pueden incidir en los precios del sector. El equilibrio entre la oferta y la demanda es el más obvio de estos factores. Para los productos destinados al mercado interno, las bajas cosechas casi invariablemente conllevan un incremento de los precios agrícolas reales. Haciendo abstracción de tales fluctuaciones de corto plazo, que tienden a compensarse con el tiempo, las tendencias de los precios en el largo plazo están influidas por el crecimiento de la oferta en relación con el crecimiento de la demanda efectiva. La sensibilidad de la demanda de alimentos con respecto al crecimiento del ingreso (elasticidad ingreso de la demanda de alimentos), para todos los hogares y productos alimenticios considerados conjuntamente, tiende a ubicarse en los países en valores en un abanico de 0,6 a 0,7 por ciento”. Ver, www.fao.org/docrep/007/y5673s/y5673s0m.htm

 

¿Surge entonces la pregunta sobre cuáles de estos  aspectos deben ser enfatizados en el caso cubano?

-Se habla de precios en general y ganancias y no de costos y precios específicos cuando hay grandes diferencias de costos entre los cultivos estacionales y los perennes, entre las perdidas dentro de las hortalizas desde la calabaza al  a la zanahoria o dentro de las frutas sin contar las actividades  predominantemente manuales y otras mecanizadas como el arroz y dentro del sector de la ganadería, cuando se aportan insumos desde el estado o cuando esto no sucede.

-Un estudio de Jorge Domínguez al analizar las variaciones entre el precio final y el del productor tomando datos de la junta nacional de economía de 1953 y del ministerio agricultura de 1998 da cifras interesante. En el caso de la calabaza se paso  de 8,1 veces en el primer año a 21,5 veces en el último, en la piña de 9,8 veces a 72,4 veces, en el tomate se bajo de 32,6 a 10,2  veces  y aunque no se compararon entre ambos periodos en el plátano macho la distancia precios productor minorista era en 1998 de 30,8 veces, en el mango de 44,4 veces y es por tanto necesario ver que pasa en esa cadena comercializadora que multiplica tantos los precios primarios.

Tabla

Fuente: Análisis de las causas de las perdidas post cosechas   de frutas y hortalizas en  cuba. Dra. C. Michely Vega León / MSC. Miriam Gordillo

https://www.slideshare.net/FAOoftheUN/cuba-michely-vega-40934927

 -Marx definió que el sector comercial era útil y recibe una parte de la ganancia del capital productivo cuando al especializarse en la esfera de la circulación disminuía el ciclo general desde la producción al consumidor y al acelerar la rotación global y las realizaciones de las mercancías todos ganaban. https://pendientedemigracion.ucm.es/info/bas/es/marx-eng/capital2/MRXC2403.htm

¿Porque esto no sucede en Cuba?

¿Cómo influye esta situación en los precios minoristas?

¿Es el mecanismo burocrático del Estado el que lo traba  o son sus regulaciones? http://www.cartasdesdecuba.com/disuelven-cooperativas-agropecuarias/

-La dinámica de los precios agrícolas  tiene una alta base y queda determinada por los factores productivos  denominados  Renta I y Renta II  es decir por la fertilidad natural del suelo  y la fertilidad  artificial de la tierra (desarrollo tecnológico) y la cercanía de los centros de consumo lo que implica diferentes resultados de trabajo con el mismo empeño parte del productor.

-Los costos/precios se forman en la actividad agropecuaria desde las condiciones medias de las peores tierras a partir de su fertilidad o sea  desde la relación inversión/producto obtenido  desde el gasto de trabajo promedio de producir un producto en estas y en el campo cubano no dominan las tierras de mejores condiciones como algunos creen sin las menos productivas.

¿Que pasa con las cadenas de valor en la actividad agropecuaria cubana? Ver, “Cadenas de valor de productos agropecuarios en seis municipios de Cuba. Metodología para su diseño”. Miguel Suárez-Castellá, Gilberto Hernández-Pérez, Carlos Roche-Hernández, Marisol Freire-Seijo, Osmel Alonso-Amaro y Maybe Campos-Gómez. Revista Pastos y Forrajes, vol. 39, núm. 1, enero-marzo, 2016, pp. 56-63. Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey, Universidad de Matanzas, Matanzas, Cuba.  http://www.redalyc.org/pdf/2691/269145163007.pdf

Al respecto, Roberto Rodríguez Córdova en su libro Economía y recursos naturales. Una visión ambiental de Cuba. Apuntes para un libro de texto, destaca de los suelos nacionales que el 46 % se clasificaron de muy poco productivos, el 30,8 % de poco productivos, el 18,8% de productivos y solo el 5,34 %   de muy productivos, cuando se denota sin mucho trabajo que las mejores tierras no son las mayoritarias del país y por tanto esto condiciona la inversión de trabajo para producir en ellas y sus costos y por tanto sus precios bases, que son fijados desde las peores condiciones. Ver http://publicacions.uab.es/llibres/fitxa_web_llibres.asp?ID=744

-Pienso que se hace demasiado énfasis en los problemas comerciales y financieros, lógicamente importantes, pero es necesario entender también la lógica del productor campesino o empresario agropecuario , sus problemas y dificultades de logística de suministro y atención fitosanitaria , desde la cual que tratara de máxima sus ingreso  y esta lógica no se puede derivar del interés social máxime que en la actividad agropecuaria se da el caso de mayor independencia  relativa de los productores incluso aunque sean estatales

-El  mercado ilegal de alimentos y productos agropecuarios influye en sus precios legales  y marco legal también hay que incluirlo sobre todo en la ganadería y el tabaco donde casi todo es delito

-El peso de las perdidas es significativo y públicamente estas influyen en el precio final ya que ocurren en toda la cadena desde la producción hasta el acto de venta minorista y este por ciento de productos va al precio del que se logra vender.

Conclusiones

Lic. Ismael Zuaznábar Morales guarairarepano1@yahoo.es

 

 

 

 

 

Categories: Invitados